Estás en     Uruguay    Playas de Uruguay    Piriapolis 

Historia de Piriapolis

El fundador de Piriápolis fue Francisco Piria, quien nació en Montevideo el 21 de agosto de 1847. Muy pequeño, fue llevado a Italia por un tío paterno, sacerdote jesuita que se encargó de su educación y le dio conocimientos históricos, mitológicos y filosóficos, los que tuvieron profunda influencia su vida.

Ya de vuelta en Uruguay, a los 16 años se enrola como voluntario en un cuartel, en lo que fue su único empleo que se le conoce, pues posteriormente ya comienza a dar sus primeros pasos como hombre de negocios en un pequeño establecimiento que fundara en el Mercado Viejo de Montevideo, el cual mantuvo hasta el año 1875.

Por esos años comienza a dedicarse a la venta de solares en cuotas en Montevideo, actividad en la cual forja gran parte de su fortuna y a través de la que se hiciera responsable de gran parte de la actual fisonomía de la ciudad fundando setenta barrios en Montevideo y otros tantos en el interior del país.

En el año 1890 Piria decide fundar su “Establecimiento Agronómico”, el cual, luego de visitas a diferentes zonas del país, decide instalar en los alrededores del Cerro Pan de Azúcar.

Es así que con la compra de la fracción de campo de 2.700 hectáreas (desde el cerro Pan de Azúcar hasta el mar) comienza entonces su emprendimiento agrario en el cual se dedicara al cultivo de tabaco, uva (y en consecuencia vinos y un licor denominado posteriormente "cognacquina") y olivares. A fuerza de caballos y bueyes y sin más transportes que caballos y carretas comienza también con la extracción de granitos (obtenidos del mismo Cerro Pan de Azúcar) los cuales cortados y procesados en el lugar eran comercializados en Montevideo y Buenos Aires.

Envió muestras de tierra a París para su análisis e importó de Italia y Francia cepas, castaño y olivos. Para el cuidado y desarrollo de esas cepas contrató en Europa a Brenno Benedetti, abuelo del escritor Mario Benedetti. En 1896 la bodega, que aún se conserva, estaba en planea producción y abastecía a la ciudad que surgía, posibilitando además la exportación de vinos.

La administración se hacía en La Central lo que es hoy Quebradas del Castillo. Allí se llevaba la documentación correspondiente y diariamente se distribuía el personal de las cuadrillas.

Como destinatario final y propuesta principal de todo el complejo de actividades productivas aparecía Piriápolis, "la Ciudad Balnearia del Porvenir", sueño al que Piria dedicaría sus mayores esfuerzos.

Poco a poco, con el correr de los años, los hechos materiales fueron confirmando la idea y consolidando el asentamiento humano para hacer de Piriápolis una realidad.

El 17 de agosto de 1897 finalizó la construcción del castillo (hoy conocido como Castillo de Piria), obra del ingeniero Aquiles Monzani, que sería la residencia particular de Francisco Piria.

En 1904 se inauguró el Gran Hotel Piriápolis. Diseñado por el arquitecto Jones Brown, fue alhajado por la mayor suntuosidad conocida en la época: muebles importados de Italia, vajilla de Limoges, cristalería de Murano, alfombras de Esmirna, mantelería de hilo italiano. Allí se hospedaron los primeros turistas llegados a la zona.

En 1912 se iniciaron los remates de los primeros solares del balnearios, realizados por el propio Piria en Piriápolis y por Bullrich en Buenos Aires y posteriormente la venta individual con el sistema de pago a plazo del que había sido precursora la industria en el Río de la Plata.

A esta altura ya existían atractivos turísticos de significativo interés para ofrecer a los compradores. Además del hotel estaban la conocida "trilogía" de fuentes: de la Virgen (imagen de Stella Maris) en la falda del Cerro del Inglés (o San Antonio), de Venus, réplica del templo griego, y del Toro en la falda del cerro del mismo nombre, también se había construido el Paseo de la Cascada en la cañada del Puesto Viejo, y se colocaría el templete de San Antonio en la Cumbre del Cerro del Inglés (1913). Estaban en marcha además las obras del puerto y de la rambla que sería inaugurada en 1916.

El ferrocarril llegaba hasta Pan de Azúcar desde 1910 y hasta allí Piria tendió un ferrocarril de trocha angosta (750 mm) que desde 1914 transportaba a los pasajeros hasta el balneario.

Paralelamente, la obra social se iba insinuando a través de algunas concreciones destinadas a la población ya radicada y en particular a la juventud. Con el dinero recibido del Ministerio de Ganadería y Agricultura por la plantación de árboles, Piria construyó la primera escuela pública que en 1911 inició su actividad como Escuela Rural Nro. 37.

Asimismo, destinó un predio de 11 hectáreas en la falda del Cerro del Toro para sede del Campamento Internacional de Jóvenes que desde 1911 se realizaba en el balneario. En 1917 comenzó la construcción de la iglesia, que luego quedaría inconclusa.

Lo que inicialmente fue la idea de construir un anexo para el Hotel Piriápolis, se transformó en la obra principal de la ciudad en expansión. En 1920 se colocó la piedra fundamental del Argentino Hotel, diseñado por el arquitecto francés Pierre Guichot,2 que se inauguraría 10 años después. Concebido como una construcción monumental con capacidad para 1.200 personas y equipado con los más modernos elementos para la época el Argentino Hotel constituyó durante décadas por sí solo un atractivo turístico.

Las décadas del 1930 y 1940, presencian un fuerte impulso edilicio que consolida el fraccionamiento inicial.

El 15 de diciembre de 1958 se suprimió la línea férrea de trocha angosta por el desinterés de la empresa estatal de ferrocarriles (AFE).


Lugares para conocer en Piriapolis
Templo de San Antonio Templo de San Antonio
El Templo de San Antonio se encuentra en la cumbre del Cerro de San Antonio, donde se emplaza la famosa imagen de San Antonio, traída de Europa, mientras que en el interior del pequeño templo hay miles de ofrendas, ya que se dice que el santo cumple los deseos de las solteras.
Fuente de Venus Fuente de Venus
La Fuente de Venus es una de las tres fuentes proyectadas por Francisco Piria dentro del balneario.
Cerro del Toro Cerro del Toro
El Cerro del Toro es uno de los cerros más visitados de Piriápolis, conocido por la famosa Fuente del Toro, que básicamente es una escultura de un toro en tamaño natural, con un chorro de agua mineral brotando de su boca.
El Castillo de Piria El Castillo de Piria
El Castillo de Piria fue la residencia del fundador del balneario de Piriápolis y su familia, construida entre los años 1894 y 1897, diseñada por el arquitecto Aquiles Monzani.

Notas de turismo en
Recorriendo Piriápolis y sus atractivos Recorriendo Piriápolis y sus atractivos Piriápolis es una pequeña ciudad fundada hace más de cien años, lleva el nombre de su fundador Francisco Piria. Está ubicada a 100 kms de Montevideo, y a 30 kms de Punta del Este. La mayoría de los turistas son argentinos, brasileros, y de otras ciudades de Uruguay. Cuenta con muchas opciones hoteles, restaurantes y actividades para los turistas, en su mayoría ubicadas sobre la costanera. Muchos de (+)
Más de 100 años de Piriápolis Más de 100 años de Piriápolis Piriápolis es una pequeña ciudad fundada hace más de cien años, lleva el nombre de su fundador Francisco Piria. Esta ciudad costera, cuenta con muchas opciones de alojamientos, hoteles, restaurantes y actividades para los turistas. La mayoría de los turistas extranjeros son argentinos y brasileros, aunque es muy frecuentada por visitantes de todas partes de Uruguay. Desde Buenos Aires o Brasil se puede llegar en (+)
Seguinos en Facebook Google+ RSS
Buscar hoteles en Piriapolis
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
365uruguay.com
La guía online de Uruguay los 365 días del año
www.365uruguay.com
Nosotros   |   Contacto
Your message has been sent successfully!