Estás en     Uruguay    Litoral Uruguayo    Colonia del Sacramento 

Historia de Colonia del Sacramento

Fundación

La Nova Colônia do Santíssimo Sacramento fue el primer asentamiento europeo y la primera y más antigua ciudad en lo que hoy es territorio uruguayo, realizado en el año 1680 por el Maestre de Campo Manuel de Lobo del Reino de Portugal . Así, con el apoyo de los comerciantes de Río de Janeiro deseosos de consolidar sus negocios con la América española, a finales de 1679 la expedición de Manuel de Lobo, partía de Santos, alcanzando el Río de Plata en enero del siguiente año. Entre el 20 y el 28 ese mismo mes, las fuerzas portuguesas comenzaron el establecimiento de la Nova Colônia do Santíssimo Sacramento.

El territorio formaba parte de la Gobernación del Río de la Plata y se hallaba al oeste de la línea fijada por el Tratado de Tordesillas, pero ante las imprecisiones del tratado y de los métodos de medición de la época, los portugueses consideraban que la línea debía extenderse hacia el oeste del meridiano fijado por los españoles y en ese sentido solían incluir toda la Banda Oriental dentro de su reclamación.

Existían varias diferencias entre ambas coronas respecto a la línea del Tratado de Tordesillas:

    Portugal pretendía que las 370 leguas debían medirse desde la isla San Antonio de Cabo Verde y España sostenía que debía ser de la isla San Nicolás.
    Portugal sostenía un mapa de Juan Texeira, por el cual si la medición se hacía desde la isla San Nicolás, la línea debía pasar a 19 leguas al este de Colonia del Sacramento, pero si se hacía desde la isla San Antonio, como lo quería Portugal, debía pasar a 13 leguas al oeste de la colonia.

Expedición colonizadora

La expedición colonizadora partió de Río de Janeiro y estaba al mando del gobernador de la Capitanía de Río de Janeiro en el Brasil, maestre de campo Manuel Lobo. Éste había asumido la capitanía el 8 de octubre de 1678, se dirigió a Santos el 30 de octubre de 1679, en donde se ocupó de preparar la expedición, hasta que partió a principios de diciembre de ese año.

La flota se componía de dos navíos, dos bergantines y otros buques menores que transportaban 4 compañías con 400 soldados y artillería con la que pensaban defenderse por si la colonia era atacada por los indígenas. El 1 de enero arribaron a la desembocadura del río de la Plata y el 20 de enero ocuparon la isla San Gabriel, en las cercanías de Colonia. La expedición transportaba elementos de construcción, de labranza y 18 cañones para la plaza. El 25 de febrero Lobo escribió a la Cámara (cabildo) de São Paulo, pidiendo auxilios y víveres para mantener la Colonia.

El asentamiento se ubicó frente a Buenos Aires, en el territorio oriental al Río Uruguay que pretendían la Gobernación del Río de la Plata (perteneciente a España) durante la gobernación de José de Garro, así como el Reino de Portugal. Además de la finalidad militar, el establecimiento en Colonia atendía a los intereses del sector mercantil de la burguesía portuguesa interesada en recuperar el acceso al intercambio con Buenos Aires, legalmente protegido por el privilegio “de asiento”. La supresión del monopolio portugués del suministro de esclavos africanos en 1640, cortó la posibilidad de envío a la América española de productos brasileños como el azúcar, el tabaco y el algodón y de productos manufacturados europeos a cambio de plata peruana. Además, había mucho interés en establecer un marco fronterizo, que sirviera de meta para alcanzar por tierra el Río de la Plata. Colonia se convirtió en un dinámico centro de contrabando de Inglaterra y Portugal.

Reacción española

Enterado de la presencia portuguesa, el gobernador y capitán general del Río de la Plata, José de Garro, envió el 7 de febrero desde Buenos Aires a la sumaca San José a la isla de San Gabriel, la cual, luego de hacer contacto con los portugueses, a su regreso informó que estos habían asentado un establecimiento, aunque sin poder precisar el lugar.

Garro inició la movilización de tropas para desalojar a los portugueses. Pidió apoyo al virrey del Perú, convocó milicias locales, del Paraguay, del Tucumán e indígenas misioneros, luego de varios meses de preparación armó un ejército de 480 soldados españoles puesto al mando del maestre de campo Antonio de Vera y Mujica. Las ciudades de Corrientes y de Santa Fe enviaron una compañía cada una y Tucumán lo hizo con cuatro. El superior de las misiones jesuitas del río Uruguay reunió en la Reducción de Yapeyú 3.000 indígenas (1.500 a caballo) y los despachó a Colonia del Sacramento.

Lobo pidió tropas de refuerzo para Colonia, pero la sumaca y el lanchón que las transportaban naufragaron en la boca del río de la Plata.

El 7 de agosto de 1680 las fuerzas españolas asaltaron Colonia. La plaza fue renombrada por los españoles llamándola Fuerte del Rosario, Lobo, hecho prisionero, fue trasladado a Buenos Aires, en donde murió el 7 de enero de 1683.

Devolución de Colonia a Portugal

Las protestas portuguesas dieron como resultado la firma del Tratado Provisional de Lisboa del 7 de mayo de 1681, que dispuso la devolución de la plaza a Portugal, junto con la artillería, armas y pertrechos y la desaprobación de la corona de la acción llevada a cabo por Garro, quien sería sancionado.

Se prohibía el comercio de la plaza con las colonias españolas circundantes y las reparaciones de las murallas sólo podían ser realizadas en tierra. La decisión final sobre la soberanía en el área sería hecha por una comisión mixta que debía reunirse en el término de dos meses y si no se llegaba a un acuerdo, se pediría al papa Inocencio XI que lo resuelva. El tratado fue ratificado por España el 25 de mayo de 1681 y por Portugal el 13 de junio del mismo año. Al no alcanzarse un acuerdo, la corona española envió un comisario a Roma, pero la portuguesa no lo hizo y el papa dejó pasar el plazo estipulado de un año.

El 12 de febrero de 1683 Herrera y Sotomayor, hizo entrega de Colonia al gobernador de Río de Janeiro, maestre de campo Francisco Naper.1 La colonia fue refundada por los portugueses en febrero de 1683, rebautizándola Nova Colonia do Santísimo Sacramento, dándole más extensión y solidez.2

El 18 de junio de 1701 se firmó el Tratado de Lisboa que estipulaba que España cedería definitivamente a Portugal la Colonia del Sacramento, revocando el acuerdo hispano-portugués de 1681.

Por el tratado de Utrecht (1713) Colonia quedó en manos de Portugal. Bajo soberanía portuguesa la colonia se convirtió en un foco de contrabando portugués y británico hacia las posesiones españolas. El 22 de noviembre de 1723 el Maestre de Campo don Manuel de Freytas Fonseca (Portugal) fundó el fuerte de Montevidéu. El 22 de enero de 1724 los españoles de Buenos Aires desplazaron a los portugueses, de forma que en 1726 Felipe V encargó al gobernador de Buenos Aires, Bruno Mauricio de Zabala, la construcción y fortificación de Montevideo a fin de poder controlar el contrabando.

Recuperación española

El tratado de Madrid de 1750, que estipulaba que España se quedara con la Colonia del Sacramento cediendo a cambio a Portugal las reducciones jesuíticas llamadas "Los Siete Pueblos de las Misiones" (en el actual Rio Grande do Sul, Brasil). La entrada de España en la Guerra de los Siete Años (1762) interrumpió las conversaciones y Pedro de Cevallos ocupó de nuevo la colonia. No obstante, la guerra terminó con la firma del Tratado de París (1763), en el que se fijó el retorno de la disputada colonia a Portugal.

Finalmente, en 1777, el mismo Cevallos, nombrado virrey del recientemente creado Virreinato del Río de la Plata, ocupó definitivamente Colonia, conquista que fue refrendada mediante el tratado de San Ildefonso, firmado ese mismo año, por el que la frontera hispano-portuguesa se fijaba en el río Negro, quedando España en poder de la mitad sur del actual Uruguay. Cevallos fundó con portugueses de las Islas Azores la ciudad de San Carlos en Maldonado.

El 5 de marzo de 1807 los británicos liberaron Colonia del dominio español, fomentado la ideas independentistas (pacto Francisco Miranda - Pophan). Desde septiembre de 1807 José Gervasio Artigas ejerció internamente la comandancia de la ciudad. El 15 de febrero de 1811, Colonia adhirió a las ideas independentistas de Francisco Miranda propagadas por Popham y el diario la Estrella del Sur, para sumar a la revolución de Mayo. En 1813 Colonia formó parte de la Provincia Oriental.

Nuevo dominio portugués

En 1818, luego de 40 años, volvió a ser ocupada por Portugal luego de la Invasión Luso-Brasileña de 1816. El 2 de diciembre de 1828 quedó definitivamente bajo soberanía del Estado Oriental del Uruguay.

Fuente: Wikipedia


Lugares para conocer en Colonia del Sacramento
Puerto de yates Puerto de yates
En la Punta Santa Rita, del lado Norte del cabo, hay un pequeño puerto para embarcaciones deportivas y de recreo llamado "Puerto Viejo".
Casco histórico Casco histórico
El casco histórico de Colonia fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en 1995.
Casa del Dr. Alberto Boerger
Monumento histórico nacional uruguayo, se encuentra en el casco de La Estanzuela, ubicada en el km 11 de la Ruta 50.
Islas San Gabriel y Farallón
A unos 3 kilómetros de la Punta San Pedro se encuentra la Isla San Gabriel.

Notas de turismo en
El restaurante del Museo del Ferrocarril El restaurante del Museo del Ferrocarril El restaurante del Museo del Ferrocarril es un secreto a voces en Colonia del Sacramento, pero sigue siendo un secreto para la mayoría de los turistas que se quedan en los alrededores del casco histórico. Ubicado frente a la antigua Plaza de Toros, dentro del Museo se encuentran dos vagones lustrosos impecables del año 1900, con vajilla de época. Se encuentra el coche comedor y otro vagón dormitorio de primera c (+)
Colonia, donde el tiempo se detiene Colonia, donde el tiempo se detiene Colonia es un destino destacado del Río de la Plata, con sus calles empedradas, los farolitos, la vista al río, y un pasado que no se olvida, para convertir a esta localidad en un destino diverso y lleno de opciones para el descanso, la cultura y la recreación. La ciudad respira historia en cada callecita. Estando a tan solo una hora de la ciudad de Buenos Aires o del Tigre, el departamento de Colonia ofrece un entorno natura (+)
Entre suspiros, aromas y delicias Entre suspiros, aromas y delicias Colonia del Sacramento es una escapada ideal para disfrutar los fines de semana, y para quienes quieren experimentar unas vacaciones diferentes. Fundada en el año 1680, conserva  el aspecto de una típica ciudad portuguesa, con sus calles de adoquines y las veredas angostas que huelen a jazmines frescos. Esta particular arquitectura que mezcla estilos del siglo XVII le permitió ser declarada Patrimonio Histórico de (+)
Seguinos en Facebook Google+ RSS
Buscar hoteles en Colonia del Sacramento
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
365uruguay.com
La guía online de Uruguay los 365 días del año
www.365uruguay.com
Nosotros   |   Contacto
Your message has been sent successfully!